Cerrar

Nivel de Conocimiento Requerido:  Básico

Las paredes son el elemento más visible, y quizás el más importante, en un proyecto de pintura interior. Las adecuadas técnicas de pintura pueden garantizar un resultado óptimo.

Para Un Resultado Óptimo:

Si necesita parar o descansar mientras pinta, hágalo al finalizar una sección.

Cuando esté por terminar un recipiente de pintura, trate de interrumpir al finalizar una sección. Abra otro recipiente y mézclelo con la pintura del primer recipiente. Revuelva bien.

Limpie derrames y gotas con un paño húmedo mientras la pintura esté húmeda.

 

Suministros Recomendados

  • Brocha (2"-2½")
  • Recipiente
  • Malla para Recipiente
  • Tubo de Extensión
  • Guantes de Vinyl
  • Escalera
  • Abrelatas de Pintura
  • Charola para Pintura
  • Forro para Charola de Pintura
  • Trapos
  • Rodillo y Mango
  • Lija (Grano 150-220)
  • Palillo para Revolver
  • Mantas Protectoras
  • Lámina de Plástico

Herramientas y Recursos

Paso 1

Para pintar una pared con rodillo, primero pinte con una brocha un franja de tres a cuatro pulgadas de ancho alrededor del perímetro del área a pintar y luego comience a pintar desde la esquina superior de la superficie.

Recuerde alisar la franja recién pintada pasando ligeramente la punta de las cerdas para crear un borde esfumado.
Paso 2

Dentro de un área de tres por tres, pase el rodillo sobre la pared formando una "W". Esto ayudará a distribuir la pintura de forma pareja sobre la pared. Continúe pasando el rodillo desde el borde superior de la pared hasta el borde inferior, rellenando la "W" a medida que avanza.

El ancho de la "W" no debe ser superior a la capacidad del brazo para trazarla, aproximadamente de veinticuatro a treinta y dos pulgadas.
Paso 3

Repita el proceso del trazado de la "W" hasta cubrir la pared por completo.